top of page

¡ABRE TU VENTANA PARA RESPIRAR AIRE FRESCO!

Cuando nos encontramos ante la oportunidad o necesidad de iniciar una nueva experiencia de vida, inconscientemente solemos arrancar con la esperanza de que todo va a estar bien y mejor. Tenemos altas expectativas de que el cambio será bueno o de que es la oportunidad que estábamos esperando para seguir con nuestro camino hacia lo que deseamos.


"Es como levantarse por la mañana, ABRIR LA VENTANA y sentir la primera respiración del día; esa que nos llena los pulmones de AIRE FRESCO, que nos revitaliza y nos da energía renovada para empezar con ánimo un nuevo y gran día".



Si comparamos lo anterior con el inicio de cada ciclo escolar, con el fin y comienzo de un nuevo año, con el inicio de una nueva relación, con el arranque de un nuevo proyecto, o con los cambios obligados que todos estamos experimentando hoy día derivados de la pandemia, la propuesta noble es que abramos nuestras ventanas mentales y respiremos aire fresco para iniciar ese cambio revitalizados para vivir cada momento con ánimo, con entusiasmo y con la energía necesarias para lograr que nuestros objetivos se conviertan en realidad; y que todos nuestros retos, ya sean de crecimiento personal o profesional, estallen en un satisfactorio y maravilloso… ¡Lo logré!



Mis años de experiencia profesional dentro del desarrollo personal y organizacional, me han enseñado a percibir cada ciclo nuevo como si fuera precisamente una respiración profunda inhalando aire fresco que llena mis pulmones. Al hacerlo, hay tanta fuerza en mi comunión con el oxígeno, que es impresionante el hecho de hacer conciencia de que estoy vivo, y esa sensación es casi comparable con el más glorioso de los placeres.


Ese aire fresco es energía motivante que me impulsa a buscar opciones diferentes para cambiar hábitos improductivos establecidos, a romper paradigmas y a darme permiso de actuar de forma diferente y mejor. Es decir, actuar de manera más creativa e innovadora y que ello me implique nuevos desafíos para estimular mi deseo de contribuir y lograr que las personas que están a mi alrededor, mejoren su calidad de vida, logren los éxitos que desean y sean felices.


Ahora reflexionemos respecto de lo siguiente:


¿Qué pasaría si un día no abro mi ventana y dejo de respirar aire fresco? ¿Me muero?


Literalmente no, pero en la comparación que estoy haciendo con mi vocación dentro del ámbito del desarrollo personal y organizacional, definitivamente no imagino un día de mi vida sin alimentarme con el oxígeno del conocimiento, con el aire fresco de la renovación, de la innovación, del crecimiento, de la trascendencia y del aprendizaje continuo.


"Sería como quedarme sin alma, sin sed, sin hambre y sin el propio aliento".


Puede parecer exagerado mi planteamiento, pero estarás de acuerdo conmigo en que existen personas que han dejado de abrir las ventanas de su mente y dejan de actualizarse y renovarse. Contrario a ello; viven cada día y cada ciclo nuevo respirando la toxicidad del costumbrismo, de la apatía y de los viejos paradigmas que los convierten en fantasmas casi invisibles para quienes los rodean.


“Es tanto de lo mismo y tan repetitivo, que están cansados de ellos mismos y de sus circunstancias”.


¡Espera!... Sé que tal vez los párrafos anteriores parecen mostrar dos dramáticos rumbos: el de los avanzados y el de los que se quedaron en el camino, pero tengo una mala excelente noticia:


La mala es que…, SÍ… En efecto... Hay muchas personas que se estancan y siguen haciendo lo mismo que... todos y lo mismo que... siempre, y entonces seguirán obteniendo los mismos resultados que todos y para siempre, o al menos hasta que decidan pararse de la silla del conformismo y abran esa maravillosa ventana del aprendizaje y del cambio.


Y aquí viene lo EXCELENTE de la noticia...


No importa si llevas un rato con tu ventana cerrada o si eres de las personas que día a día la abren buscando aventuras que les permitan estar a la vanguardia en el maravilloso mundo del aprendizaje, porque a final de cuentas, “el pasado ya no está y si seguimos aferrados a él, no tendremos ni manos ni fuerzas para abrazar el presente y encaminarnos hacia un futuro prominente y mágico”.


"Lo bueno es que siempre hay un siempre, y siempre es el momento adecuado para abrir nuestra ventana y respirar aire fresco".


Y es que hay algo muy evidente y que nos cuesta mucho trabajo reconocer hoy día: Ya no hay tanto futuro como el que creíamos. Paradójicamente el promedio de vida en años ha aumentado gracias a los avances en medicina y ciencia, pero después de lo que estamos viviendo con la pandemia, nos ha quedado muy claro que hoy, cada minuto cuenta tanto como un mes, como un año o como toda la eternidad. Ya no podemos desperdiciar la oportunidad de sonreír hoy, decir gracias hoy, de abrazar hoy, ¡DE VIVIR, HOY!


"No hay tanto futuro como creíamos".


Sí, el futuro se ha convertido en un presente contínuo y es entonces hoy y sólo hoy lo que tenemos casi seguro y nada más. Por eso mi propuesta es que ahora mismo te levantes de donde sea que estés y abras tu ventana hacia el aprendizaje. Y no importa la edad que tengas, la profesión que tengas y aún sin profesión puedes abrir tu ventana y respirar el aire de lo nuevo, lo diferente y lo auténtico.


Venga, Date permiso y comienza ahora mismo abriendo de manera literal tu ventana. Estés en donde estés busca una ventana y ábrela como símbolo de que hoy te liberas de lo mismo de siempre. Y ahora respira profundamente y comprométete a dar un paso hacia algo diferente. Busca eso que siempre has soñado y dile a la vida que aún sin un futuro claro harás lo que muchos ni siquiera piensan.


Y reforzando lo bueno de la noticia, así como no hay tanto futuro, tampoco hay tanto pasado más que el de nuestra mente. Lo que nos queda entonces es el presente y lo tenemos en las manos completito y listo para ser disfrutado al máximo.


En conclusión:


Si quieres lograr que los cambios que realices sean verdaderas ventanas abiertas que te permitan respirar aire real y puro; si quieres que tus objetivos no se queden sólo en buenos deseos o bonitas intenciones y te gustaría cada día dar lo mejor de ti en tu entorno personal y profesional, entonces te invito a abrir tu ventana y respirar aire fresco hoy, porque respirando aire puro cada uno de tus hoy, obtendrás un siempre lleno de aprendizaje que te dará trascendencia.


Debes ser consciente de que nadie abrirá tu ventana por ti si tú no lo deseas y lo pides. Tampoco puedes obligar a nadie y menos te darán un impulso extra quienes también están luchando en sus propias batallas. Así que no puedes contar con nadie al cien por ciento para abrir tu ventana y respirar aire fresco y solo te queda una cosa... Abrirla tú mismo(a), respirar el aire tú mismo(a), imaginar tú mismo(a), probarlo tú mismo(a), disfrutarlo tú mismo(a).


¡Mucho e infinito éxito!

 

Te invito a suscribirte a este blog y seguir esta línea de contenido en donde te daré TIPS DE AUTO COACHING que te facilitarán abrir cada mañana tu ventana, respirar profundamente el aire puro del aprendizaje y tener la energía suficiente para ir directo a la acción, pasando de donde estás, a donde quieres estar, haciendo lo que te apasiona y de la forma en que siempre has soñado.


Pero espera.... Si eres de los que piensan que el Coaching se trata sólo de frases positivas cursi o de pensamientos mágicos engaña tontos, debo decirte que no. El Coaching no esconde ni disfraza las realidades. Mucho menos te engaña para que veas el mundo color de rosa y creas que con sólo con mirar al cielo y echar porras recibirás "lo que mereces". En realidad, el Coaching Profesional cuenta con toda una metodología compleja que te acompaña para que agarres al toro por los cuernos y logres vencerlo, pero todo a base de esfuerzo, de disciplina y de compromiso profundo contigo mismo(a). Sólo de esa manera se logran los milagros que nadie hará por ti.


¿Estás listo(a) para abrir tu ventana y respirar aire fresco todos los días?


¿Quieres probar y acompañarme?


¡Adelante! Ya te estoy esperando.


"Recuerda que todo lo que quieres está en ti y es contigo con quien debes trabajarlo".


El el próximo micro artículo analizaremos el padecimiento del TDAIE y te daré sugerencias para evitarlo. ¡Hasta entonces!

 

El Coaching es una de las más innovadoras y poderosas herramientas que nos ayuda a ayudar y a servir mejor como líderes, como facilitadores, como escuelas de aprendizaje, como padres y como seres humanos en evolución constante.


Conócenos y date permiso de vivir una experiencia con nosotros. Te sorprenderás de lo que eres capaz de hacer desde tu auto descubrimiento.


AQUÍ puedes conocer nuestros programas formativos y AQUÍ puedes reservar una SESIÓN GRATIS si es que quieres probar cómo funciona esta profesión.


El mundo te necesita y ya te está esperando.

62 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page